Marginalia. Novela desconocida - Contracultura - Literatura Marginal.
Marginalia
     
 

El Libro del Soñar y el Ensayo de la Muerte

GIANELLA GALO


Sobre la autora

Currícula Vital

¿Desde dónde escribir para presentarme?

¿Desde el corazón?

Qué es el corazón sino parte de mí, por eso escribo desde el fondo de mi Ser.

Corazón, mente, ojos, boca, brazos, piernas, dedos, hígado, riñones, útero, mamas, qué podrían decir cada uno de ellos sobre quién soy.

Soy una unidad y cada uno de esas partes hablan de mi todo.

Oscuridad-luz, vida-muerte, ser –y no ser, sombra y claridad.

Soy todo y nada y cada uno de los seres del universo y cada uno de mis hermanos y de mis hermanas.

Soy una hija de Dios.

El transcurrir de mi vida fue jalonado por muchas pérdidas e incertidumbres con una infancia difícil y una adolescencia dura, ello me llevó desde muy niña a preguntar, a cuestionar primero el afuera y en el largo proceso de vivir preguntar e ir hacia adentro. Cuestionar el sentido de ello el porque y el para qué de tanto sufrimiento propio y ajeno. Un día volví mi rostro y miré hacia Dios. Vi su mirada, solo eso, luego me derretí.

De tanto buscar, al fin lo encontré, solo que no sabía que me buscaba a mi misma y al final al encontrarlo a él me encontré.

Siento que mi vida no es adentro ni afuera tan solo es, así que en la academia estudié: Administración de Empresas Privadas, me especialicé en empresas agrarias, paralelo a ello, militante política, feminista, madre, amiga, hermana, esposa, amante, hija. Ser madre es algo que me define (Concebir, gestar y parir). El hogar es a lo que pertenezco.

Buscando respuestas, estudié Phonosophia, Ciencias Sagradas, Filosofía Unánime y Perenne, Danzas griegas y circulares, Canto Gregoriano. Idiomas.

Me gusta tejer, cocinar, recibir, servir, atender, plantar, podar, transplantar, regar, lavar, limpiar, la música, decorar, embellecer, escribir, y bailar.

Me gusta la naturaleza y las criaturas que la habitan, me apagaría como un cirio lenta y inexorablemente lejos de ella.

Me es natural armar redes, las visibles y sumarme a las invisibles que Dios propone.

Siguiendo las pistas que Él deja encuentro seres maravillosos desperdigados por todo el universo.

Intuyo que debo estar aquí y el motivo por el cual estoy aquí me es desconocido.

Nací durante las inundaciones de 1959, un solsticio de invierno, 21 de junio a las 14.15, en las últimas horas de Géminis con ascendente en Escorpio y la luna en Capricornio.

Soy un Chancho –Jabalí– en el H. Chino y en el H. Maya- Tormenta Lunar azul.

Gianella Galo

El Libro del Soñar y el Ensayo de la Muerte
Introducción

 
     
 
Marginalia - ir a página principal
 
 

 
 

Marginalia 2012-2014